La revolución de las Impresoras 3D

La revolución de las Impresoras 3D

¿Qué es lo que no se puede conseguir con una impresora 3D?

Lo cierto, es que hoy en día casi cualquier cosa puede ser creada con estos dispositivos. Lo último que hemos podido ver es como se pueden imprimir casas, órganos, cohetes de la NASA, prótesis, tatuajes, piel, sensores o incluso bacterias.

Lo más curioso es el proceso de fabricación de los objetos que imprimimos. Lo primero que hace falta es un diseño tridimensional que introduciremos en el software de la impresora. En este momento la maquina empieza a crear la forma segmentándola en capas que colocará repetidamente una encima de otra. Es un proceso sencillo y efectivo que puede servir para hacer tangible casi cualquier cosa que podamos imaginarnos.

La verdad, es que la impresión 3D se está convirtiendo en toda una industria y muchas marcas de renombre, como Mahou o Volkswagen, están incorporando en sus fábricas numerosas máquinas y tecnología 3D para crear los prototipos. Gracias a la alta productividad de las impresoras 3D, se están ganado un hueco en el mercado profesional e incluso en nuestros hogares. Sin ir más lejos, podemos encontrar dispositivos de impresión 3D y sus accesorios por un precio asequible para cualquier consumidor. Siendo sinceros, nadie se aburrirá teniendo en casa uno de estos aparatos.

Las aplicaciones en el hogar son múltiples. Cuando necesitemos reparar algún tipo de objeto que ya no se encuentra en el mercado, seremos capaces de fabricarlo por nosotros mismos sin salir de casa. En el hipotético caso de que un grifo del baño se estropee por la rotura de sus componentes tan solo tendremos que copiar esa pieza y sustituir la antigua por la que acabamos de imprimir. De esta manera nuestros hogares pueden sumarse al carro de la revolución 3D dotándolos de la autonomía y libertad que nos dan herramientas como estas.

Author: Setcomur

968 918 296